Terapeutas sexuales, psicólogos, entre otros especialistas, afirman que es bastante normal que con el pasar del tiempo, la atracción sexual entre una pareja, se vuelva tornando más tenue y hasta desinteresada. Es una tendencia natural del ser humano después de todo. Dichos profesionales también han expresado algunas de las experiencias que han tenido con pacientes femeninos, masculinos o ambos, obviamente, de forma anónima.

Camison lencería y casos sexuales

Camison lencería y casos sexuales

Dentro de todas esas pláticas entre terapeutas y pacientes, uno de los temas más recurrentes es el uso de lencería, donde se ha afirmado, que la vida sexual de esas personas, ha mejorado de forma sustancial por un tema tan sencillo, pero a la vez tan importante en un entorno sexual.

Es por ello que no hay que subestimar el uso de tangas, bragas finas, brassieres con distintos diseños e incluso bikinis sugerentes para la piscina. Seguimos con los testimonios reales de parejas y su viaje por la pasión sexual a través de lencería erótica.

Visitas inesperadas

Tener una visita familiar que no se esperaba, puede ser un buen motivo para intervenir en una seguidilla de noches pasionales entre cualquier pareja. Ese fue el caso de unos jóvenes casados, que reciben la visita de la hermana de la esposa, por un fin de semana. Ellos durante el toda la semana, habían hecho el amor, con actuaciones que iban en incremento, una sesión erótica mejor que la anterior.

Cuando tuvieron que acogerla, la pusieron en el cuarto de visitas, muy cercana a la principal. Obviamente para ellos era muy incómodo tener relaciones sexuales, cuando la cuñada estaba durmiendo en la otra habitación. No obstante, y con los ánimos relativamente bajos (aunque la sexualidad todavía activada), la esposa se pone un mameluco, un poco repelente en cuestiones eróticas, pero cuando se hace a un lado la prenda, aparece un sensual negligee de una

Lencería roja y casos sexuales

Lencería roja y casos sexuales

pieza, con una mini-panty (casi tanga), transparente y sugerente; sin duda, una jugada hábil de la joven esposa, y pues resultó.

A partir de ahí, se volvieron a encender las pasiones, y aunque ambos tuvieron que dosificar el ruido por obvias razones, también confiesan que las sesiones fueron igual de intensas o hasta más, acercando aún más esa empatía del matrimonio.

Hacer frente a la monotonía con nuevas cosas… y nuevas prendas íntimas

Es normal que después de un largo noviazgo, algunas cuestiones sexuales se apaguen poco a poco, quedando como una simple consolación, la promesa de un futuro matrimonio; en estos casos, las parejas sentimentales suelen fracasar. Al menos así lo ven los especialistas.

En un caso de pareja de novios, las cosas se estaban tornando un tanto monótonas en todos sentidos. Cuando estaban al borde del rompimiento, se acercan a una experta en terapias psicológicas y sexuales, tocando muchos temas, entre ellos obviamente el sexual. Después de una serie de recomendaciones y demás cuestiones, la novia se decide a ser un poco más agresiva en tópicos sensuales y eróticos.

Gracias a la lencería, ella fue capaz de sacarse esos tapujos y demás tabúes. La primera noche después de la terapia,

Lencería transparente y casos sexuales

Lencería transparente y casos sexuales

ella salió con un baby-doll de encaje y pantimedias con una raja en la entrepierna; sin duda, una prenda muy sugerente. Y así, mediante el uso de ropa íntima, con tangas, brassieres de todo tipo y hasta bikinis sensuales, lograron avivar una llama sexual que parecía perdida. ¿Que si pudiera ser una solución temporal? Tal vez, pero al menos mediante la ropa sexy y atrevida, al igual que ver la sexualidad de nuevas maneras, existe una posibilidad de reavivar una relación sentimental.

Alternar ropa de dormir cómoda con ropa íntima sexy

Ahora, también no significa que siempre haya que vestir lencería. Con un conjunto sencillo de panty y playera o camisa suave de algodón, pudiera ser un buen detonante para subir los niveles de erotismo entre pareja. Al menos así lo han externado esposos, novios, amantes, entre otros, al poder alternar muy bien ese tipo de ropa sexy, con otra más cómoda, y no perder nunca la fogosidad.

Como lo hemos mencionado, es importante la comunicación entre parejas sentimentales. Expresar qué es lo que sienten en todo momento, y mediante el diálogo en confianza, dar alternativas para avivar la pasión, siempre y cuando, ambos estén en pleno acuerdo.