Estamos justo a la mitad del verano, época del año en la que la temperatura del entorno aumenta de manera considerable, lo que nos invita a realizar actividades al aire libre para refrescarnos, además de ser la temporada vacacional más larga y común para la mayoría de personas, sobre todo por el periodo vacacional en la mayoría de instituciones académicas.

Sin embargo, debido a estas actividades que solemos hacer al aire libre, de manera constante nos exponemos a los rayos del sol y a otros factores ambientales, por lo cual es de suma importancia saber qué productos utilizar y cómo utilizarlos para cuidar nuestra piel durante esta temporada veraniega y prevenir los efectos negativos del sol, el calor y las partículas que forman parte del aire de la ciudad.

Así que, si en estas vacaciones de verano no tienes planes para salir a la playa, de campamento o de aventura a cualquier lugar, aún puedes disfrutar la temporada con la innumerable cantidad de actividades que se pueden realizar en la ciudad, pero pon mucha atención a estos consejos que te damos para proteger tu piel y que esta siempre luzca hermosa, radiante y saludable.

1

El punto básico y medular para tener una tez bella, saludable, tersa y sin imperfecciones es protegerla del sol. Un error a este respecto que muchas chicas cometen frecuentemente es utilizar cremas o lociones protectoras únicamente cuando van a la playa o están en una piscina, pero no lo hacen cuando salen a correr, cuando están en un picnic o cuando simplemente salen a dar un paseo, por lo que los rayos UV terminan causando estragos en su piel.

Recuerda que la exposición directa de la piel a los rayos del sol hace que esta sufra ligeras quemaduras, un efecto mínimo, pero que acelera el proceso de envejecimiento de la piel, puede favorecer la aparición de manchas, imperfecciones e incluso provocar problemas de salud graves como dermatitis e incluso cáncer.

Por lo tanto, cuando salgas a la calle en un día soleado, sin importar el tipo de actividad que hagas, no olvides utilizar bloqueador solar y llevarlo contigo en tu bolso. Es importante que utilices el producto más adecuado para tu tipo de piel y para cada área del cuerpo, pues la piel de la cara es un poco más delicada y requiere por ello un producto que ofrezca mayor protección, mientras la piel del resto del cuerpo es un poco más gruesa y resistente, pero también necesita un producto adecuado que la proteja de los rayos UV y otros factores.

2

Es sumamente importante que todos los productos que utilices en días soleados, lociones, bloqueadores, cremas e incluso fragancias, sean de base acuosa, pues estos productos  además de proteger tu piel de los rayos UV y darle una apariencia y olor agradables, también evitan que se tapen los poros de tu piel.

Especialmente te recomendamos de nuevo nunca utilizar un producto para la piel corporal en la cara, pues estos protectores suelen ser más grasos y espesos, por lo que pueden obstruir los finos poros de la cara y la consecuencia más común de esto es la aparición de pequeñas erupciones.

Pero la principal razón para utilizar productos con base acuosa que no tapen los poros, además de evitar la aparición de granos, es permitir la expulsión del sudor. Es cierto que el sudor corporal y facial puede resultar desagradable y molesto, pero es una función corporal necesaria que regula nuestra temperatura interna, por ello es importante utilizar productos que no bloqueen nuestros poros, utilizar desodorante o fragancias para eliminar el olor, llevar siempre pañuelos en la bolsa para limpiarnos y nunca utilizar antitranspirante en días soleados, pues estos productos bloquean nuestros poros para evitar la expulsión de sudor.

3

Otro error común que se comete comúnmente es utilizar protector únicamente en brazos, piernas y cara, descuidando zonas en las que la piel es muy delicada y también requiere protección, como manos, orejas, escote y cuello. Estas áreas tienen una piel muy delgada y por ello es importante cuidarlas tanto como la cara. En el caso específico de las manos, siempre debes llevar algún producto protector en tu bolsa para utilizarlo cada vez que laves tus manos.

Asimismo es importante que lleves pañuelos en tu bolsa para limpiar el sudor de estas áreas y evitar irritación, sobre todo por el roce con la ropa. Por ello también es recomendable utilizar ropa ligera y no muy apretada para evitar excesiva sudoración y en consecuencia posible irritación de la piel.

4

Es importante que todos los productos que utilices durante el verano sean hidratantes, pues contrario a lo que se pudiera pensar, la sudoración provocada por el calor de la temporada reseca la piel y puede provocar irritación, por ello las cremas y lociones hidratantes son indispensables para mantener tu piel en perfecto estado en estos días tan calurosos.

5

Beber agua abundante es también fundamental por dos motivos: el primero es que al sudar perdemos agua y minerales, sustancias que debemos recuperar; el segundo es que el agua es un elemento que ayuda a mantener nuestra piel hidratada y sana por dentro y por fuera, además de tener otros beneficios en el resto de nuestro organismo.

6

El resto de recomendaciones son las mismas que tienes que considerar para cuidar y mantener saludable y bella tu piel durante todo el año: lavar tu cara por la mañana (al despertar) y por las noches para eliminar impurezas, utilizar los productos adecuados según tu tipo de piel y el área, realizar una exfoliación facial una vez a la semana para suavizar la piel y aplicar mascarillas naturales para limpiar e hidratar tu piel. De igual forma debes mantener una alimentación sana y adecuada, una dieta rica principalmente en vitaminas y minerales sin olvidar otro tipo de nutrientes.

Recuerda que en Gigi’s Glam Shop contamos con todo tipo de productos para el cuidado de la piel, desde cremas hasta fragancias, por ello te invitamos a conocer nuestro catálogo, pues seguro encontrarás algo de tu interés. También te invitamos a visitar nuestra página web para consultar nuestros tips de moda, belleza y salud para que siempre luzcas bella, radiante y saludable en verano y en cualquier época del año.