Se acercan las vacaciones de spring break y de semana santa, por lo que una de las prendas que definitivamente no puede faltar en el closet de toda mujer es un buen traje de baño, este conjunto nos hace sentir poderosas, atractivas y con toda la pila para disfrutar del sol y de unas buenas y muy merecidas vacaciones.

Uno de los conjuntos de trajes de baño que más demanda tiene en el mercado es el bikini,  pues es una prenda muy cómoda que resalta partes importantes de nuestro cuerpo y que desde el inicio de su vida ha levantado miles de suspiros y robado más de una mirada, y es también una de las prendas favoritas en Gigi’s Glam Shop, razón por la cual en esta entrada, queremos hablar sobre la curiosa historia de esta pieza de ropa tan femenina, la cual seguramente forma parte de tu maleta para estas vacaciones de semana santa.

Aunque pequeño, el  bikini  ha tenido un gran impacto en la sociedad y en la moda internacional, ya que ha cambiado por completo la concepción de una pieza y de una manera de vestir, como ninguna otra prenda a lo largo de la historia lo ha hecho.

Historia:

Este tipo de traje de baño, tal cual lo conocemos, está apunto de cumplir 70 años el cinco de julio,y es, sin lugar a dudas, una pieza que ha generado miles de escándalos, sorteando y ganando cada vez más aceptación y preferencia entre la moda y las usuarias de esta atrevida prenda de baño.

Ha sido catalogado de mil maneras y acusado de la hipersexualización de las mujeres, convirtiéndolas en simples objetos sexuales y dejando a un lado todo el pudor al exponer partes del cuerpo que muchos desearían no ver por moral.

La realidad es que esta prenda, va más allá de las simples acusaciones de una objetivación o cosificación  femenina, y quienes lo han portado se han convertido en verdaderas leyendas de la moda y de un movimiento de liberación femenina, el cual tocaremos a continuación.

Expresión femenina:

A pesar de que esta prenda tiene ya cientos de años de antigüedad, no es hace apenas unos 70 años que comenzó a causar escándalo, en una sociedad acostumbrada al cuerpo cubierto.

De acuerdo con los mosaicos encontrados en el año 300 a.C. en Roma, exactamente en Villa de Cassele Sicilia, se  puede apreciar a un grupo de mujeres ejercitandose mientras usan este tipo de ropa.

Asimismo, aunque el bikini, como objeto de moda, no tomó fama hasta a principios de los años 50, rapidamente se convirtió (casi de inmediato), en un símbolo de expresión femenina, en un símbolo de libertad y de control de la misma mujer sobre cómo quiere lucir y sobre todo, como quiere y decide vestir.

El traje emblemático de dos piezas, ha logrado sobrevivir y ha creado fama a partir de su misma prohibición y del escándalo que generó desde el primer momento en que fue concebido y  desde entonces, ha tomado mucho tiempo para que la sociedad deje de asociarlo como algo malo y vulgar y lo considere una pieza tan común como cualquier otra.

Su invención:

Esta prenda de dos piezas fue creada por el ingeniero francés Louis Reard, utilizando tan solo 76 cm de tela y siendo la primer mujer en usarlo y posar con él, una bailarina exótica no conocida en la industria de la moda.

El debut de esta prenda fue en 1946, después de que este ingeniero con talentos en la confección, heredara el negocio de lencería de su madre. La idea surgió después de ver a las bañistas de la playa Saint Tropez, quienes enrollaban sus trajes de baño, haciéndolos más pequeños para conseguir así un mejor bronceado, cosa que era bastante incómoda y antiestética.

El famoso traje apareció oficialmente después de las primeras pruebas nucleares en el atolón de la playa Bikini, de ahí el nombre emblemático de esta pequeña pero gran pieza, curiosamente, los mismos adjetivos de la bomba fueron otorgados a este conjunto, pues su mismo creador advirtió que desataría una gran explosión y excitación, muchos medios comenzaron a llamarle el conjunto atómico.

Y ciertamente causó mucha conmoción y exaltación, tanto que comenzó a prohibirse por faltas a la moral, pues mostraba el ombligo y eso era ya demasiado descaro para las costumbres conservadoras de una sociedad post guerra y en una década especialmente cuadrada.

La inigualable Brigitte Bardot fue la encargada de inundar las playas francesas de esta singular pieza, convirtiéndose en la imagen representativa del famosos traje de dos piezas.

Afortunadamente, las décadas corren y van dejando atrás los tabúes sobre el cuerpo y la expresión a través del mismo, después de la doble moral de los 50, llegó la revolución sexual de los psicodélicos años 60, y con esta nueva ola juvenil, el  bikini  obtuvo un lugar en la moda para siempre

Es indiscutible que esta prenda ha llegado para quedarse, y es que no ha tenido su popularidad por las demandas de la moda, sin no por la mujer misma y su poder de decisión sobre su cuerpo y sobre lo que desea usar.

Si bien, como toda prenda en la moda, ha tenido sus altas y bajas en la predilección de las consumidoras, este traje de dos piezas sigue y seguirá siendo parte importante en la moda y estará presente en cada playa y en cada alberca, pues las mujeres aman usarlo, en especial, adoran la manera en la que se sienten al portarlo.

Uno de los grandes retos actuales para esta pieza, se encuentra en su publicidad y sobre todo en el tipo de cuerpo de las mujeres que lo portan en las fotos de marketing para las marcas, o en los desfiles de moda, mujeres de cuerpos perfectos para los cánones actuales de belleza, que difícilmente encajan con la mayoría de las usuarias, es por esto que quien lo porta debe estar consciente de que el cuerpo no es perfecto, que todos tienen algún detalle que los hace únicos y diferentes, y que eso no las hace menos bellas ni menos merecedoras de usar con total libertad y  confianza, el famoso traje de dos piezas; el cual está hecho para disfrutarse, no para acomplejarse. De hecho, muchas campañas publicitarias están apostando por piezas que lucen bien en todos los cuerpos, llegando así a un público más amplio.

Si tu eres amante de este traje de dos piezas, entonces estás en la página adecuada, vista nuestro catálogo y enamórate de los mejores modelos y de las mejores marcas, elige el que quede con tu personalidad y prepárate para robar miradas en estas vacaciones.

En Gigi´s Glam Shop tenemos la mejor moda para que siempre luzcas fenomenal.