Cada 5 de julio se conmemora el día mundial de esta rebelde y alborotadora prenda, una oda que cambió la moda y representó toda una evolución. Poco a poco se fue convirtiendo en un epítome de la liberación sexual femenina, dejando atrás todas esas ataduras que nos confinaban en una sociedad cada vez más machista, al menos en esa época.

40s rebeldía y evolución del bikini

40s rebeldía y evolución del bikini

Su evolución a través de las décadas fue tal, que a pesar de ser una prenda sencilla de dos piezas, logró transformar la forma en que mujeres y hombres veían la femineidad en todo su esplendor. Por ejemplo, al principio en los años 40’s, estos trajes con panty y brassier estaban compuestos por algodón o lino, lo que los hacía imprácticos para poder nadar o flotar en el mar y piscina, ya que doblaban el peso de la prenda, haciéndolos demasiado incómodos para usarlos. Además, todavía tenían ese paradigma de que el cuerpo femenino no debía mostrarse en su totalidad, por lo que la mayoría de los modelos tapaban el ombligo, como una manera de subyugación sexual ante la sociedad.

Por ello, no todo fue “color de rosa” para el traje de baño, ya que incluso, famosas personalidades como Esther Williams, que era una reconocida nadadora y actriz, mostró renuencia al momento de usarlos, dejando mal parada a esta antiquísima y a la vez, revolucionaria prenda, quitándole esa fama que merecía, pero que por el momento no sería destacable en dichos años.

Precisamente, cada 5 de julio se celebra por la obvia razón de su creación, por un ingeniero llamado Louis Réard, originario de Francia. Ahora sí, todo mundo conocería el concepto del bikini, donde ambas piezas dejarían por fin mostrar dos de los atributos más eróticos en una mujer: abdomen y ombligo. Ese mismo 5 de julio de 1946, en un verano caluroso y lleno de expectación, Micheline Bernardini, una bailarina ítalo-francesa, fue la única que se atrevió a lucir esa prenda magnífica; posiblemente fue la elegida, sabiendo que las eventuales críticas no le iban a afectar en nada. Este tipo de braga y brassier, no fue muy bien recibida por todos, aunque muchos, también la ovacionaron.

Los 50’s y la paridad del bikini con el cine y el glamour

50s rebeldía y evolución del bikini

50s rebeldía y evolución del bikini

Aunque muchas actrices norteamericanas todavía mostraban rechazo ante la exposición corporal que les daban la panty y el sostén del emblemático Réard, en Europa ya se mostraba una tendencia clara hacia esta prenda, precisamente aprovechando el turismo de lugares bellísimos, como la Costa Azul de Francia, y actrices destacadas de la época, como Brigitte Bardot, dimensionaron el uso del traje de baño hacia otros niveles, apareciendo dichas prendas en protagonistas de la época, luciendo tan singular prenda.

Los 60’s y el bikini como prenda básica para el verano

60s rebeldía y evolución del bikini

60s rebeldía y evolución del bikini

En esta década, el traje de dos piezas empezaba a tomar una real popularidad, donde más allá de la estética y la significancia que representaba para el público femenino, al resaltar su femineidad, también significó una practicidad y comodidad que la prenda fue ganando. Ya no eran los incómodos materiales de antes, que impedían un movimiento libre en el agua, sino la inclusión del nylon, como la tela que se ajustaba de forma perfecta a las curvas naturales de las damas.

70s rebeldía y evolución del bikini

70s rebeldía y evolución del bikini

Revistas de deportes referentes que hacían recopilaciones de los mejores trajes de baños, y películas de agentes secretos británicos que se convertirían en clásicos del cine, donde actrices lucían ambas piezas sensuales, fueron el último “trampolín” que necesitaba esta revolucionaria indumentaria.

80s rebeldía y evolución del bikini

80s rebeldía y evolución del bikini

Los 70’s y más adelante en la evolución del bikini

En esta década, apareció una censura para las personas que practicaban el nudismo en las playas. En ese sentido, las tangas y sostenes pequeños para el verano, empezaban a salir. En los 80’s, el estilo de vida de las mujeres y personas en general, ya denotaban una tendencia fitness, por lo que en promocionales o comerciales de ejercicios, el traje de baño era parte imprescindible para mostrar resultados y atributos femeninos.

90s rebeldía y evolución del bikini

90s rebeldía y evolución del bikini

Los 90’s, pues nada más la icónica serie de salvavidas corriendo en cámara lenta mientras hacían sus trabajos de rescate, en las famosas playas californianas, como Santa Mónica. Esas pantys y brassieres, vaya que fueron el parámetro principal de belleza en esa época. En los 2000’s, la tendencia para los piercings y otra joyería en el ombligo, harían obligatorio el uso de esta mínima ropa, la cual, se ha ido adaptando a las necesidades y gustos de las personas, traspasando el velo del tiempo. Y seguirá evolucionando…